spine3d

La cirugía tradicional de la columna requiere de grandes incisiones en la espalda. Los músculos se cortan y se separan temporalmente de la columna vertebral para permitir el acceso a la zona. Ello provoca grandes cicatrices y, sobre todo, deja amplias áreas musculares denervadas y desvascularizadas. Ello hace que esos músculos se atrofien, al menos en parte, y que no vuelvan a funcionar como lo hacían antes de la intervención quirúrgica. En general la pérdida de sangre es grande y la duración de la intervención larga. Dadas las características no se puede aplicar a personas con estado general comprometido, bien por edad avanzada o por la existencia de otras enfermedad co-existentes (diabetes, hipertensión, patología cardíaca o pulmonar, obesidad, …).

Por contra, la cirugía mínimamente invasiva de la columna vertebral se realiza través de pequeñas incisiones en la espalda. Ello conduce a pequeñas cicatrices y a un daño mínimo a las masas musculares. Por ello la recuperación es rápida y las secuelas mucho menores que en la cirugía tradicional a cielo abierto, pero se requiere de un equipamiento complejo y de un entrenamiento especializado por parte de los cirujanos. Estas técnicas no están disponibles ni en todos los hospitales ni para todos los cirujanos.

Por lo tanto concluiremos en que si bien ambos tipos de cirugía buscan por igual corregir los problemas de la columna vertebral y del tejido nervioso que contiene, sin embargo, la cirugía mínimamente invasiva se esfuerza en reducir al mínimo el daño a los tejidos circundantes (sobre todo a los músculos).

© 2015 - Todos los Derechos Reservados a Dr. Ernesto Theurel

Colsultas        01-222-3036600 Ext. 4700